¿Por qué es necesario un sistema único de identidad? (II)

En la era de la vida virtual, el ser humano ha incorporado matices a su percepción sobre sí mismo y la comunidad. Los rasgos identitarios se complejizan, adaptándose a nuevos escenarios de acción e intercambio.

En un post anterior, comenzamos con el tema de la identidad y por qué es necesario un sistema de identificación universal.

A partir de este contexto se derivan nuevos conceptos o nuevos enfoques de conceptos ya existentes. Ese ese el caso de la Reputación online, la Herencia Digital, la Credibilidad y la Confiabilidad.

Reputación online

Según la Guía para usuarios: identidad digital y reputación online, elaborada por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) de España, una correcta gestión de nuestra reputación online implica actuar sobre tres elementos: el contenido generado por nosotros mismos, el contenido sobre nosotros generado por terceros y el contenido generado en el marco de las relaciones con los demás.

De igual forma sucede con nuestros datos de información identitaria. En ellos están incluidos los tres yo: lo que yo digo de mí, lo que dicen los demás de mí y lo que yo digo de los demás.

Herencia digital

La presencia de los individuos en el mundo digital puede mantenerse incluso después de su fallecimiento, generando nuevos rastros de identidad y de reputación online.

Los prestadores de servicios de red social son sensibles a este hecho y ofrecen diversas opciones a las personas cercanas al fallecido. Por ejemplo, Facebook permite denunciar el perfil de una persona fallecida o cerrar la cuenta si un pariente del usuario realiza una notificación formal. Además, es posible mantener un perfil conmemorativo de esta persona.

¿Existe una Identidad 2.0?

Sí, es el conjunto de métodos para generar una presencia en la web de una persona o empresa. Esa presencia podría reflejarse en cualquier tipo de contenido que se refiere a la persona o negocio.

La identidad 2.0, también llamada identidad digital, es la revolución anticipada de la verificación de la identidad en línea, utilizando tecnologías emergentes centradas al usuario.

La Web 2.0 se caracteriza principalmente por la participación del usuario como contribuidor activo y no solo como espectador de los contenidos de la Web (usuario pasivo).

¿Qué es la Reputación online?

La Reputación según la Real Academia Española queda definida como: “Opinión o consideración en que se tiene a alguien o algo. Prestigio o estima en que son tenidos alguien o algo”.

La Reputación online es exactamente lo mismo, pero llevada al mundo digital. Podríamos definirla como: la estima, opinión o consideración en que se tiene a una persona, empresa o marca en el mundo digital. Esta se logra gracias a la Web 2.0. Es decir, a lo que los usuarios dicen de nosotros en la web, mediante su participación con opiniones, comentarios, artículos, valoraciones, etc. en las redes sociales y webs participativas.

No se basa en actividades publicitarias, acciones promocionales, desarrollo de sitios o campañas de publicidad. El Community Manager de una empresa será el encargado de prestar atención a la comunidad para determinar la reputación y hacer llegar dichas opiniones a la empresa.

¿Cómo entendemos la Credibilidad?

Credibilidad es un concepto que las personas utilizan para decidir si creen o no una información de la que no son testigos directos. En su aplicación, intervienen componentes objetivos y subjetivos que se conceden a las fuentes, canales o plataformas de difusión de información.

Según varios autores, en la Credibilidad intervienen dos factores fundamentales: la confianza y el grado de conocimiento. La capacidad de inspirar confianza resulta un juicio de valor que emite el receptor, basado en afinidades éticas, ideológicas o estéticas.

A medida que se producen sospechas sobre la honestidad de un individuo u entidad, su Credibilidad disminuye paulatinamente. Además de las dudas sobre la honestidad, la Credibilidad también se puede perder por una acumulación de errores en la difusión de información o de incongruencias en la transmisión de opiniones o interpretaciones.

Sistema único de identidad. Credibilidad.
La credibilidad ocupa un lugar central en el contexto actual. Foto: Madelin Ramirez

Credibilidad en Internet

La Credibilidad en Internet se ha convertido en un tema importante desde mediados de la década de los ´90, cuando comenzó a incrementarse el uso de la web como fuente de información.

Las características de esta plataforma de comunicación que permite la libre publicación de información variada, junto con la utilización de apodos o nicknames, han introducido nuevos factores de incertidumbre antes de otorgar un nivel determinado de Credibilidad.

En el escenario comunicativo actual, donde Internet está cambiando el consumo de lo que se entendía como comunicación de masas, el estudio de la Credibilidad se está ampliando para focalizarse en los receptores, quienes con toda probabilidad se informan en fuentes muy diversas (redes sociales, blogs, foros…).

Si bien poseer Credibilidad no es garantía de la veracidad del mensaje o de los datos aportados, ambas cuestiones se encuentran en estrecha relación, ya que aquella persona que tiene una larga tradición diciendo la verdad ganará en este sentido.

Mientras que, por el contrario, si una persona ha sido descubierta en reiteradas oportunidades mintiendo, falseando hechos, su Credibilidad será prácticamente nula y con cada mentira la irá afectando negativamente.

La Credibilidad está indisolublemente ligada a la fiabilidad que tiene una persona al brindar una opinión sobre un tercero, la certeza de la opinión en relación con la de los demás hace más fiable a la persona.

Sistema único de identidad. Confiabilidad.
¿Por qué confiar en un avatar o nombre de usuario online? Foto: Madelin Ramirez/FySelf

En un mundo informatizado, ¿es importante la Confiabilidad?

La fiabilidad o Confiabilidad es una característica que apela al grado de consistencia y estabilidad de las puntuaciones obtenidas, a lo largo de sucesivos procesos de medición con un mismo instrumento.

Según la definición de diccionario, la Confiabilidad es la “capacidad de un ítem de desempeñar una función requerida, en condiciones establecidas durante un período de tiempo determinado”. Es decir, que habremos logrado la Confiabilidad requerida cuando la entidad haga lo que queremos y en el momento que queremos. Al decir “ítem” podemos referirnos a una máquina, una planta industrial, un sistema o una persona. La Confiabilidad impacta directamente sobre los resultados.

Cuando medimos algo, sea en el campo de la física o en otro, esa medición contiene cierto grado de error aleatorio. La cantidad de error puede ser grande o pequeña, pero siempre estará presente. Minimizar este error permite aumentar el grado de Confiabilidad. Esta se refiere al grado de precisión o exactitud de la medida.

¿Cómo articular la mera existencia del individuo con todos los aspectos asociados a él como su identidad, o incluso con valores como la credibilidad o la fiabilidad? Pocos sistemas de identificación se acercan a ese propósito, y ninguno ha logrado extrapolarlo públicamente a nivel mundial, en beneficio de los ciudadanos y no de cualquier tipo de poderes sociales o políticos.

En otros posts seguiré comentando aquellas circunstancias, que hacen del momento actual un caldo de cultivo perfecto para unificar el control de la identidad de todas las personas del planeta.

Estamos cerca de presentar una plataforma informática con los requisitos para funcionar como sistema único global. Conoce más sobre el tema en el próximo post.


Comparte en redes sociales
M.B.P (CEO FySelf)

Arquitecto de profesión, y apasionado de las nuevas tecnologías. Hombre de emprendimientos y retos. Sueña con un mundo donde la tecnología nos ayude a ser mejores seres humanos.

Más publicaciones (12)
En este artículo