De Estonia al mundo

Aquel pequeño país que ha logrado ser considerado la primera nación digital está imponiendo retos al resto del mundo. En especial, a los países más desarrollados que están muy lejos de alcanzar los procesos de informatización social ya asumidos en Estonia.

Un residente estonio puede realizar desde su ordenador o celular los más disimiles trámites, acreditaciones, registros institucionales e incluso actos legales.

El primer ministro de Estonia abolió el uso del papel en las reuniones con sus subordinados. Hace 20 años estableció la firma digital para la aprobación de las leyes que rigen y entran en vigor en el país.

Estonia, un país digital

Crear una empresa, actualizar el pasaporte, hacer las compras de la semana es más que factible desde un dispositivo móvil conectado a Internet.

La gestión de gobierno no solo posibilita, sino fomenta el uso de las tecnologías para acelerar casi todos los procesos de la vida cotidiana en ese pequeño, pero altamente desarrollado país europeo.

Un sistema de salud online

Los estonios consultan su historia clínica online, mientras que cada institución sanitaria puede acceder a una versión actualizada de forma rápida y confiable. Esta disponibilidad instantánea evita errores comunes durante la toma de decisiones para tratar todo tipo de enfermedades.

Se puede acceder al historial médico desde ambulancias dotadas de GPS y bajo el control directo del centro hospitalario al que te conducen hasta el control de las salas y los quirófanos dentro del Hospital que garantiza la celeridad ante las urgencias y la inmediatez de las operaciones quirúrgicas.

Allí en la clínica, el personal médico actualiza toda la información de forma permanente para ser accedido por el resto de los centros hospitalarios. También provee actualizaciones en tiempo real sobre la evolución del paciente a todos los facultativos que conocen su caso, e incluso a la familia para pueda estar al tanto de los procedimientos médicos llevados a cabo.

“Tendría que haber llamado a los estonios cuando montamos nuestra web sanitaria”

Barack Obama en una visita presidencial a Estonia, septiembre 2014

Trámites, en la nube

Prácticamente la totalidad de los trámites oficiales se puede realizar de forma digital, durante las 24 horas del día y los 365 días del año. Muy pocas actividades exigen la presencia física de los individuos.

En Estonia, primera nación digital, pueden realizarse una serie de trámites de forma online

Hacia una educación digital

En las escuelas elementales, los estudiantes aprenden sobre ciberseguridad, robótica y programación. Los mayores avances de la tecnología son considerados como algo cotidiano. Laboratorios de impresión 3D son habituales en los colegios. La realidad aumentada y virtual será pronto otro pretexto para entrar a clases y empaparse de conocimiento desde tempranas edades.

En Estonia se presume que más del 70% del PIB proviene de los servicios, sobre todo aquellos relacionados con las tecnologías de la información y la comunicación. Esto favorece todos los procesos de la vida cotidiana y se evita gastos innecesarios y por sobre todo se agiliza con ello el motor económico y la vida social de las personas.

Pero los protagonistas de esta nación digital no creen que sus logros sean inalcanzables para otros. Los estonianos dicen que, si ellos han logrado construir una sociedad digital, el resto del mundo puede hacerlo.

Una residencia online para los estonios

El aporte más significativo hacia una nación digital radica en el documento de identidad digital trasnacional. Alcanzar la residencia digital E-Resident constituye un gran aporte a la digitalización universal de los derechos, este autor así lo ha evidenciado.

La iniciativa estrella es la residencia virtual. Estonia aspira a ser a los servicios digitales lo que Suiza es a los servicios bancarios

Virginia Collera en «El País Semanal«

La E-Resident no es una visa o un pasaporte. La E-Resident se ha convertido en el primer instrumento creado para gestionar un negocio internacional de forma extremadamente simple, bajo el respaldo gubernamental de este pequeño país, incluso aunque el futuro residente no haya visitado ese territorio.

El citado artículo de El País Semanal asegura que “el 88% de los estonios navega por Internet a diario y el 87% de la población entre los 16 y los 74 años se conecta al portal gubernamental. La brecha digital está superada”.

Emprendimiento en la primera nación digital

Solicitantes y emprendedores del mundo entero ya son E-Residents. Estonia no es un paraíso fiscal, más bien todo lo contrario: allí todo es transparente, seguro, hermético y tranquilo.

Estonia favorece a los emprendedores que buscan concentrar sus esfuerzos en el desarrollo del negocio y no en la trampa que les permita evadir o ganar por terceras vías lo que no consiguen bajo el amparo estricto de la ley.

“Europa del Este es muy distinta a Silicon Valley, pero tenemos algo en común: profesionales técnicos muy preparados”

Ragnar Saas, fundador de @Lift99co

Quizás pocos saben en el mundo que Skype fue creado en Estonia. Pero para los estonios este hecho es un orgullo nacional. El sueco Niklas Zennström y el danés Janus Friis desarrollaron este proyecto con ingenieros e informáticos estonios, radicando la empresa en el país exsoviético. Desde allí, Skype se ha convertido en una de las plataformas de comunicación más importantes del mundo.

Miles son los proyectos que hoy se desarrollan desde esta pequeña pero gran nación digital que sin llegar a 2 millones de habitantes avanza hacia alcanzar una altísima reputación mundial.

«Me enorgullece ser la presidente del único Estado con una sociedad digital».

Kersti Kaljulaide, Presidenta de Estonia, citada por «La Nación» (Argentina)

La presidenta Kaljulaid aseguraba que el modelo para un Estado digital no puede ser copiado por otro país. «Cada nación debe construir su impronta”. La dignataria ofrece ayuda para compartir las experiencias de sus organismos gubernamentales con el fin de reproducir ciertas prácticas en otros países, en dependencia de las necesidades y el contexto de cada nación. Kaljulaid es la primera mujer presidente y la persona más joven asumir el gobierno en el país.

Una identidad online para los estonios

Después de un entrenamiento masivo, se entregó en 2002 un documento de identidad contentivo de un chip electrónico a cada ciudadano, con el que accedían desde ese entonces a todos los sistemas burocráticos del Estado.

La primera nación digital ha logrado un balance entre seguridad y libertad que dota a los ciudadanos de acceder a servicios online, siempre basados en el hecho de que sus ciudadanos poseen una identidad online segura. Eso les permite una interacción más ágil con las instituciones, evitando papeleo y fraudes de identidad.

La presidenta Kaljulaid insiste en que en el gobierno digital el fin no es la tecnología. Por el contrario, implica usarla como herramienta para un cambio en la manera de gobernar «hacia un Estado más transparente, centrado en el ciudadano y menos corrupto.»

En el sistema estonio, los ciudadanos son los únicos propietarios de sus datos online. Consultarlos sin razón constituye un delito

Cada acto de registro deja una traza y una marca imborrable en el sistema que incluye en la actualidad lo más avanzado de la tecnología blockchain. Los ciudadanos son los únicos que tienen una verdadera propiedad sobre sus datos y están en la capacidad de denunciar cualquier intromisión ya que ello representa un delito en el código estonio.

¿Cómo lo lograron? Decía Toomas Hendrik Ilves, presidente de Estonia de 2006 a 2016:

“Es esencial crear una identidad fuerte, que demuestre que alguien es quien dice ser. También se necesita una arquitectura que permita a los Estados entregar servicios a los ciudadanos. Nosotros construimos Xroad, basado en tecnología de blockchain, que permite interoperabilidad y salió al aire en el año 2001. No significa que todos deban tenerlo, pero es un sistema disponible, gratuito y libre.”

¿Qué es FySelf, para qué sirve? Pronto descubrirá esta nueva plataforma desarrollada desde la Nación Digital, para el mundo, para los ciudadanos y en beneficio de la Humanidad.


Comparte en redes sociales
M.B.P (CEO FySelf)

Arquitecto de profesión, y apasionado de las nuevas tecnologías. Hombre de emprendimientos y retos. Sueña con un mundo donde la tecnología nos ayude a ser mejores seres humanos.

Más publicaciones (12)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

En este artículo